Formas de huída

Huir de tu novio.

Huir de un trabajo.

Huir de la casa de tus padres.

Huir de la cárcel.

Huir de los designios de un dictador.

Huir de la miseria.

Huir de la desesperanza.

Huir por miedo

por venganza.

Huir de ti mismo.

Huir de la vida.

Huir de un grupo específico de gente.

Huir de la gente en general.

Huir de los animales.

Huir con animales.

Huir de enfermedades.

Huir por placer

por necesidad

por costumbre.

Huir por no tener nada mejor que hacer.

Huir por aburrimiento.

Huir por diversión

como deporte.

Huir por la adrenalina.

Huir por evasión.

Huir quedándose.

Huir inmóvil.

Huir en sueños.

Huir de tus sueños.

Huir de la verdad.

Huir de la mentira

de la lógica

de las falacias.

Huir de la estupidez.

Huir de la genialidad.

Huir de la sinvergüenza.

Huir por pena.

Huir de la policía fronteriza.

Huir de la iglesia

de la burocracia

de la gente loca.

Huir de los preceptos morales.

Huir de los preceptos amorales.

Huir de las ancianas enojonas.

Huir de tus vecinos.

Huir como pasatiempo.

Huir para regresar.

Huir como aprendizaje

como error.

Huir para procrastinar.

Huir por confusión.

Huir para desplazar el tiempo.

Huir por no tener nada que decir.

Huir por miedo a decir algo.

Huir por terror.

Huir sin zapatos.

Huir vestido de negro.

Huir con falda corta.

Huir con tacones.

Huir por ruidos.

Huir entre las ventanas.

Huir de un campo de concentración.

Huir de la tortura

de las mañanas

de los miércoles.

Huir de los autobuses a medio camino.

Huir de las vacas.

Huir de los perros.

Huir para encontrar el camino.

Huir para no pensar.

Huir para pensar.

Huir para respirar.

Huir pensando que no huimos.

Huir ayer.

Huir mañana.

No huir nunca.

Huir de los banqueros

de los embargos

del sepelio de tu abuelo.

Huir de tu olor a vino tinto.

Huir de mis locuras.

Huir a secas.

Huir para sentir la tierra bajo mis pies.

Huir para no enfrentar nada.

Huir pensando.

Huir consciente.

Huir inconsciente.

Huir de las jeringas.

Huir de los gritos

de los golpes

de los besos.

Huir de tu cama.

Huir de mis pasos vacíos.

Huir de esta ciudad y de aquella otra y de la otra.

Huir para que no digan que me quedé.

Huir porque se me da la gana.

Huir para leer los libros que no he tenido tiempo de leer.

Huir para escribir poesía.

Huir como acto literario.

Huir riendo.

Huir llorando.

Huir corriendo.

Huir comiendo.

Huir por hambre.

Huir con las maletas en la mano.

Huir sin haberme dado cuenta.

Huir como imperativo categórico.

Huir por enamoramiento

por desengaño

por desesperación.

Huir definitivamente.

Huir en la búsqueda.

Buscar la huida.

Huir de la cocina

de los huevos fritos

de los gallos y de sus plumas.

Huir de los sinvergüenzas

de los malditos.

Huir de los asesinos

de los engreídos

de los hijos de puta.

Huir de las falacias

de las palabras.

Huir de las tareas hacinadas a la pared.

Huir por simpleza.

Huir por delicadeza.

por elegancia.

por arrogancia.

Huir como síntoma de locura.

Huir como síntoma de cordura.

Huir por cobardía.

Huir por enseñanza.

Huir por ti mismo.

Huir para no escuchar.

Huir para no actuar.

Huir como forma de hablar.

Huir hoy.

No huir nunca.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s